P1040802

Las energías renovables formarán parte del futuro energético de México.

La reforma energética de México se ha centrado en la situación de los hidrocarburos, sin embargo el fomento de las energías renovables es fundamental para el futuro energético de la nación.

La reforma energética ha sido aprobada recientemente por la Cámara de diputados de México. Dicha reforma se ha centrado en la situación del sector de los hidrocarburos y la polémica por la privatización de la extracción del crudo. La reforma establece que existan mecanismos para facilitar la coexistencia de las actividades de la industria energética con la de particulares o del estado. La nueva normativa mantendrá el petróleo en manos del estado pero permitirá la intervención de compañías energéticas privadas.

Por otro lado, atraer la inversión privada para proyectos de energías renovables es fundamental para ayudar a incrementar la eficiencia en el sistema eléctrico mexicano, haciéndolo más competitivo y, con ello, favorecer a la industria nacional y a los consumidores domésticos. Sin embargo las estrategias sobre las necesarias energías renovables en México no se han tratado en la reforma con la profundidad necesaria para solventar los principales problemas, como es la interconexión eléctrica y el transporte y almacenamiento para la energía renovable generada. Sin embargo se están dando los primeros pasos de cara al 2014.