Exiom Group | La aceitera, en casa
689
post-template-default,single,single-post,postid-689,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_responsive

La aceitera, en casa

El tiempo de los bares y las aceiteras ha llegado a su fin. Desde enero, los más de 350.000 establecimientos de hostelería, restauración y catering tendrán que servir el oro líquido en envases que no se puedan rellenar. El Gobierno (PP) ha echado mano de un real decreto para cambiar los hábitos de los consumidores y en un mes y medio los aceites que se pongan a disposición del consumidor “deberán presentarse en envases etiquetados, estar provistos de un sistema de apertura que pierda su integridad tras su primera utilización y disponer de un sistema de protección que impida su rellenado una vez agotado su contenido original”. Mientras el Ministerio de Agricultura solo ve bondades en la decisión, los hosteleros braman temiendo una subida de los costes. Entre tanto, los consumidores sospechan que la aparición de otro nuevo envase más pequeño, más unitario, más reconocible y más personalizado aumente el precio final del producto.

“Lo principal es que esta decisión del Gobierno avanza en la garantía de la calidad y autenticidad de los aceites puestos a disposición del consumidor final”, sostiene el director general de Industrias Alimentarias, Fernando Burgaz. Según explica, los formatos de presentación del envase irán desde los 250 mililitros hasta el medio litro y 750 mililitros. Aunque la medida entra en vigor el día 1 de enero, los hosteleros tendrán hasta el 28 de febrero para dar salida a los litros que ya tienen en la despensa.

vía El País

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.