estadiomineirao(1)

Energía solar fotovoltaica frente a la escasez de suministro para la Copa del Mundo 2014 en Brasil

La sequía en Brasil hace saltar las alarmas de la falta de suministro eléctrico en el país, con la vista puesta en el mundial 2014. Sin embargo la energía solar fotovoltaica abastecerá de energía a grandes estadios como el Arena Pernambuco.

 

Brasil última preparativos para la Copa del Mundo de 2014. Se esperan al menos 600.000 visitantes extranjeros en el país, más los millones de desplazamientos que realizarán los brasileños hasta los lugares de celebración. Un evento mundial como la Copa del mundo, necesita consumir mucha energía. En transporte, obras de acondicionamiento, iluminación, estadios etc.

La sequía prolongada que está experimentando Brasil junto al retraso de las obras está poniendo en peligro la fiabilidad de mantener el suministro de energía necesario durante la Copa. Brasil es un país rico en energía hidráulica, los embalses generan al menos dos tercios de la energía del país. La dura sequía de estos meses ha reducido su capacidad al mínimo. El impacto de la sequía está siendo grande y la situación indica que podría haber racionamiento de energía. El Gobierno de Brasil sabe que es importante contar con una diversificación de la matriz energética para evitar este tipo de situaciones y no depender de las condiciones climáticas hasta este punto.

La falta de energía puede poner a un país en jaque. Los riesgos de suministro afectan a la economía y la inversión. Para Brasil ahora uno de las prioridades es mantener el suministro eléctrico durante la celebración de la Copa del Mundo 2014. El Ministro de energía Edisón Lobao, destacó que se han completado 77 obras de mejoras de los sistemas eléctricos, en las ciudades que servirán de sede al campeonato del mundo. Sin embargo muchas de las obras están teniendo retrasos, en instalación de líneas de transmisión o subestaciones y algunas de ellas afectan a estadios y ciudades importantes que harán de sede en el mundial, como Porto Alegre o Manaos.

Sin Embargo, Brasil ha dado un paso importante hacia la diversificación del suministro de energía para la Copa 2014. La energía solar fotovoltaica permitirá contar con suministro eléctrico independientemente de los problemas que está acarreando la escasez hídrica. Varias de las instalaciones donde se va a celebrar la Copa de fútbol van a cubrir sus necesidades energéticas utilizando paneles fotovoltaicos, como son los estadios de Brasilia, Mané Garrancha; Maracaná en Rio De Janeiro; Estadio Gobernador Magallanes en Belo Horizonte; y la Pernambuco Arena en Recife. Esto es una garantía a la hora de asegurar el suministro eléctrico en estas instalaciones.

La Planta que abastece al estadio Arena Pernambuco, por ejemplo, produce la energía equivalente a la que podría ser consumida por 6.000 brasileños. La planta forma parte de forma parte de un proyecto de Investigación y Desarrollo – Acuerdos Comerciales y técnicos para la inserción de Solar Fotovoltaica de generación en la matriz energética brasileña- lanzado en 2011 por la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (ANEEL).

Por lo tanto la energía solar fotovoltaica será de gran ayuda para asegurar suministro eléctrico en algunas de estas instalaciones, más en la situación en la que se encuentra Brasil en este momento. El país aprovechará el empuje mediático del evento para mostrar su interés y su potencial como país emergente en energía solar, a la vez de atraer a inversores para proyectos de energía renovable. Brasil tiene un alto potencial para estas fuentes de energía alternativas y una necesidad creciente de diversificar la matriz energética, por lo que se convierte en uno de los países en los que desarrollar proyectos de energía renovable.

El Ministro de energía, Edisón Lobao, en un reciente comunicado del ministerio, afirma que para el período de sede de la Copa Mundial, el Gobierno estableció un plan especial para lograr la necesaria y adecuada para cumplir con la electricidad de las 12 ciudades sede durante el evento, que incluye doble poder de diferentes subestaciones, el fortalecimiento de las condiciones de transmisión y generación, y otras disposiciones.